Adultos

Psicología para adultos y Relación de Ayuda

Porque todos tenemos problemas…

 

Psicología para adultos.

Así es, todos atravesamos momentos complicados en nuestra vida en los que carecemos de las herramientas necesarias para poder salir airosos de ellos.

Existen una gran cantidad de situaciones que nos pueden conducir a encontrar un espacio para poder hablar de nuestra dificultad. Algunas de las consultas más habituales están relacionadas con la ansiedad, inseguridad, complejos de inferioridad, sentimientos de culpa, necesidad de perfeccionismo, problemas de autocontrol, adicciones (móvil, trabajo, Internet, etc.).

En el campo de los adultos, también realizamos terapia con parejas con problemas, sinedo éste uno de los motivos más importantes de solicitud de consulta.

Estos campos también pueden trabajarse desde otros enfoques diferentes como la relación de ayuda.

La relación de ayuda

En los procesos de relación de ayuda, un especialista en esta técnica trabajará contigo para analizar el problema, para ver cómo te estás enfrentando a él. Se estudian muchos factores relacionados con la situación actual que vives y se ven tus estrategias de afrontamiento así como las atribuciones que realizas.

En pocas sesiones, aprenderás a desmontar aquellos pensamientos que te hacen daño, a combatirlos de forma exitosa y, en definitiva, a volver a sonreír.

En estos procesos aprendes de verdad a solucionar el problema que atraviesas, por lo que si te enfrentas a otra situación, pensamiento o conducta similar, podrás aprovechar lo trabajado para hacerle frente. Realmente te llevas la solución a tus problemas por una parte y, por otra, una bolsa llena de herramientas para hacer tu vida más sencilla y más feliz.

Somos creadores de la terapia de integración emocional y cognitiva de la autoexperiencia, con grandes resultados en procesos de duelo, separación o divorcio y muchas otras situaciones. Si quieres saber más sobre ella, puedes hacer clic aquí y leer algo más.

No dudes en consultarnos sin ningún compromiso si lo consideras necesario. Estaremos encantados de escucharte.